2

Minimalismo vs. Modernismo

Vivimos en una sociedad que evoluciona constantemente. Con el paso del tiempo, cambiamos, progresamos, avanzamos y seguimos nuevas tendencias. Dentro del mundo del arte, la pasión y la templanza han sido las grandes inspiradoras de las corrientes existentes, desatando un rico juego de extremos dentro de cualquier ámbito. En función de cual de ellas predominara, tendríamos estilos, bien más recargados, bien más livianos.

Si tuvieramos que contraponer dos formas de entender la decoración que estuvieran situadas en puntos radicalmente opuestos, sería un buen ejemplo hablar de las diferencias entre el minimalismo y el modernismo.

La línea frente a la curva


Los creadores minimalistas reducen al máximo los elementos propios del arte, los volúmenes y formas en escultura. Buscan la belleza en la mínima expresión. Sin embargo, el modernismo es un estilo más decorativo que estructural. Tenía como objeto el crear artículos valiosamente artísticos volviendo a la artesanía y sin renunciar a la creatividad, de ahí su gran originalidad.

 

Los maestros del modernismo analizan creativamente los nuevos materiales industriales, así como las posibilidades que les ofrece este sector en auge. La acentuación de las curvas de los elementos espaciales, dando a luz formas fantasiosas, es uno de los rasgos definitorios de este estilo. La continua referencia a la naturaleza, en cuanto a lo que significa de viva, de dinámica y de cambiante, se suma al uso de materiales como el cristal, la madera o el hierro fundido.

 

 

Por su parte, el minimalismo utiliza la geometría elemental porque ‘todo es parte de todo’. Esta corriente artística centra su atención sólo en el objeto. Sus principales características son: máxima inmediatez, superficies inmaculadas, colores puros, formas simples y geométricas realizadas con precisión mecánica, y la utilización de materiales industriales de la manera más neutral posible para que no se alteren sus calidades visuales.

 

 

El favorito de la decoración


Podría decirse que el estilo modernista se acerca en ocasiones al neogótico. Es por ello que los ambientes en los que está presente, los influjos minimalistas o vanguardistas son imposibles ya que estas dos últimas predican espacios amplios con escasa decoración y con imágenes esquemáticas y elementales.

La tendencia minimalista es válida para cualquier temporada. Líneas puras, rectas, ambientes cálidos y a la vez acogedores. Colores claros, paredes limpias y mobiliario esquemático. Si distribuyes en tu hogar lo fundamental sin caer en el exceso y sin la utilización de adornos estridentes, conseguirás un ambiente equilibrado y de gran personalidad.

 

 

 

Etiquetas:  

2 comentarios a Minimalismo vs. Modernismo

  • Andres  Dice:

    Interesante articulo. Me gusta el tema de la decoracion enfocada en el tema de reformas etc y este tipo de articulos hce que aprendamos un poco mas como hacer que nuestras obras no profesionales queden mas visibles. Soy un aficionado y me encanta enbarcarme en reformas amateur. Asi pues prometo seguir pasandome por este blog que me parece la mar de interesante. Por aportar algo, me gustaria pasaro una web con la que alguna vez he trabajdo en mis proyectos. Es un sitio de materiales de construccion en vizcaya pero que trabajan a nivel nacional. Es gente joven con ideas nuevas, y sobre todo con novedades en lo que a materiales de construccion se refiere.
    Un saludo y nos leemos pronto.

  • Hogaral, decoración y reformas  Dice:

    Muy buen artículo que define cada una de estos dos estilos que a veces se confunden y se mezclan, no llegando a entenderse las grandes diferencias que existen entre ellos.
    Un saludo.

Responder

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>